En el medio del río

NoticiasNo Comments

You Are Here:En el medio del río

En el medio el río, inmenso, como un espejo de una escena siniestra.

De un lado, la ciudad como símbolo de la civilización y el progreso. Un cascarón de cemento, de toneladas inmensas de cemento. El boom inmobiliario hizo brotar edificios que tapan el sol, que se oponen al viento, y que son habitados por nadie. Las miles de personas que viven en los márgenes no pueden ni siquiera imaginar que un día puedan habitarlos. El narcotráfico, la violencia, los femicidios encuentran un territorio ideal donde reproducirse todos los días.

Del otro lado, lo otro. La naturaleza primitiva. La naturaleza objeto. La naturaleza como escenario recreativo. La naturaleza como válvula de escape del día a día de la ciudad. La naturaleza como fuente de recursos para la producción.

¿Cuál es reflejo de cuál? ¿Dónde estamos nosotres? ¿Quién observa y quién es observade?

Entonces el humo atraviesa el espejo y entra en las avenidas, en los departamentos, nos recuerdan algo que nunca debemos olvidar. Lo otro somos nosotres. Nuestra existencia depende, aunque pretendamos ignorarlo, de las vidas de miles de especies que componen la trama de la vida. Nuestro cemento, nuestros autos, nuestra sociedad frenética y desigual tienen un costo. Lo pagan todos los días los otros, los pibes y pibas de las calles, las personas que condenamos a vivir en la pobreza, lo pagan las miles de especies animales y vegetales que arden del otro lado. Esas vidas que no nos representamos, esas vidas que no merecen ser lloradas.

Mientras tanto, vemos los planes de los gobiernos para pronunciar aún más esta asimetría. Un nuevo capítulo está a punto de inaugurarse: las granjas industriales de cría de chanchos para exportar a China. La agroindustria avanza y no se detiene. Los convenios para mitigar el cambio climático no la refrenan. Una pandemia que obligó a millones de personas a aislarse y suspender sus actividades, no la refrenan. Las voces de los pueblos condenados a respirar y comer químicos, no la refrenan.

¿Qué va a pasar cuando el espejo se rompa?

Te proponemos imaginar ahora que el humo nos deja ver lo importante que es el ambiente en nuestra salud. En el territorio que habitamos, ese mismo al que saqueamos y destruimos pensando en la producción y los mercados.

Te proponemos imaginar que el Glifosato también es el humo y que los campos sembrados arden  como lo hacen los humedales pero cada 3 meses desde hace 15 años.

Te proponemos ahora que la pandemia transformó lo cotidiano, imaginar qué implicaría comer cerdos criados mediantes torturas, con hacinamiento y enfermedades.

Te proponemos que pienses adónde irán los seres que habitan las islas sin su suelo, sin agua.

Te proponemos sentir el dolor de las mujeres que no tienen voz; te proponemos que grites por ellas exigiendo justicia y no venganza.

Te proponemos convivir con relaciones vinculares saludables, con amor y respeto.

Te proponemos construir salud en armonía con la tierra, los ríos y las montañas.

Te proponemos que antes de que el fuego crezca, ENCONTRARNOS Y CONSTRUIR POR ESE MUNDO MÁS JUSTO, SUSTENTABLE, SALUDABLE Y SOLIDARIO.

Inssa

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top