25A #BastaDeFalsasSoluciones

NoticiasNo Comments

You Are Here:25A #BastaDeFalsasSoluciones

Desde el Instituto de Salud Socioambiental de la FCM-UNR entendemos que son las formas de organización social y los modelos de producción los que determinan la distribución de la salud y la enfermedad en las poblaciones. Es así que en estos tiempos, con la aceleración de la acumulación del capital asociado a la destrucción de la naturaleza expresado en este modelo extractivista implantado desde el Norte Global nos encontramos en una crisis civilizatoria que es económica, ambiental, sanitaria y social. Esta pandemia es una clara consecuencia de este modelo de producción basado en una lógica economicista que reduce a más no poder los tiempos y los espacios de producción y que depende de grandes cantidades de químicos con el fin de sostener la producción de esas vidas vegetales y animales que normalmente se estropearían en tales condiciones. Nos dicen que es necesario para paliar el hambre, para el progreso, para el desarrollo, para el crecimiento económico. Sin embargo, ese viejo discurso que nos vienen repitiendo desde hace décadas se refuta fácilmente ante el crecimiento de la desiguadad, la pobreza, la contaminación y las enfermedades. Así nos queman las islas, desmontan los bosques, nos fumigan, nos contaminan las aguas y el aire y nos enferman mientras las riquezas extraidas van a parar a pocas manos. ¿Hasta cuando vamos a permitir que sigan sacrificando los territorios? ¿Hasta cuando vamos a permitir que arrasen con la vida y con la salud?
El acuerdo con China por las megafactorías de cerdos siguen la misma lógica.
China no busca importar chanchos. Lo que busca es que otros países se hagan cargo de las consecuencias que las megafactorías porcinas tienen en la salud del ambiente y la salud de las personas.
En lo que va de este año China tuvo que sacrificar 150 millones de animales por la expansión de la peste porcina. Esto no es casual, las megafactorías acumulan cientos de miles de animales en espacios confinados. Esas son las condiciones ideales para que las infecciones propagarse rápidamente. China es la prueba de que esas infecciones no pueden controlarse.
Cancillería informa que se van a instalar granjas con 12 mil madres. Eso significa más de 100.000 animales en cada granja. Eso significa el uso de más de 800.000 litros de agua diarios. No hay que mirar muy lejos. En Chile, en Freirina se instaló un proyecto con estas dimensiones, con todos los cuidados, y con consecuencias terribles. Una mínima falla en el sistema de tratamiento de purines generó graves riesgos biológicos para la salud de les trabajadores y les pobladores que llevaron a que el Ministerio de Salud decretara el cierre de la planta para proteger a las localidades vecinas.
En Yucatán, este año, se comprobó que la principal reserva de agua dulce de México está contaminada por la actividad de megafactorías de porcinos. Eso significa que miles de personas no pueden consumir agua segura.
Esto es lo que significa el proyecto que pretenden imponernos. Como diría nuestro querido Galeano, “nosotros decimos no!” Decimos no a que conviertan a nuestra tierra en una zona de sacrificio. Decimos no a que conviertan a nuestros pueblos en pueblos enfermos. Decimos no a que vendan la salud de nuestro ambiente. Decimos no a que nos impongan tecnologías violentas que ya demostraron ser inseguras, insustentables y ecocidas.
Desde el instituto enunciamos la salud como el ejercicio de luchar por una vida digna deconstruyendo hegemonías y fortaleciendo diversidades porque entendemos que esta es condición esencial para la libertad de los sujetos y de los pueblos. Por eso celebramos este encuentro sobre todo en este contexto. Estamos en un momento bisagra, son estos tiempo de crisis en los que no podemos claudicar ya que del otro lado se aprovecha la situación para seguir profundizando el extractivismo.
Vamos a seguir luchando por la biodiversidad, por la salud de la madre tierra, por un mundo diverso de sociedades libres, saludables, sustentables y solidarias.

Compartir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Top