29 junio, 2019

Seminario Epidemiología Crítica y Salud Colectiva en contextos de extractivismos

Fundamentos

La manipulación genética en manos de las multinacionales con la producción de cultivos transgénicos constituye una herramienta fundamental en la implantación de un modelo de desarrollo agropecuario netamente productivista, basado en la maximización de la ganancia en el corto plazo. Los monocultivos –sean estos de soja, árboles exóticos, maíz o caña de azúcar– generan consecuencias sociales, ambientales y sanitarias.

De la misma manera, la minería a cielo abierto, el fracking, la explotación convencional de gas y petróleo, son parte de un “sistema de producción y reproducción” no solo económica, sino social: el EXTRACTIVISMO en todas sus expresiones, impacta sobre nuestros cuerpos, nuestros territorios, nuestras comunidades, de modos diversos pero siempre dañinos.

El volumen y diversidad de productos químicos a los que el Extractivismo es adicto, es sospechado por las comunidades como uno de los elementos claves en los procesos de determinación de sus modos de transitar la vida y por tanto de construir sus perfiles epidemiológicos.

La Organización Panamericana de la Salud explica que “a menudo, la exposición a combinaciones de sustancias químicas tiene efectos diferentes de los que tendría una exposición independiente a las mismas sustancias” . En el mismo documento se lee: “Desconocemos la naturaleza de muchas interacciones. Incluso cuando se conocen los efectos resultantes de la combinación de dos contaminantes, la adición de una tercera variable hace que los efectos finales sean inciertos” .

Para el paradigma científico de la medicina moderna el conocimiento bio-médico consiste en una representación objetiva del cuerpo enfermo. Es decir, de acuerdo a este modelo, existen entidades patológicas que pueden ser identificadas y descritas a partir de referencias químicas, biológicas u otra evidencia independientemente de los contextos individuales, culturales y grupales en los que ocurren. La enfermedad está situada en el cuerpo como un objeto físico o estado fisiológico, con independencia del estado subjetivo de las mentes individuales de médicos y pacientes. Cuando médicas y médicos deben diagnosticar o resolver problemas de salud vinculados a procesos ambientales o de contaminación y determinar las causas, se encuentran con una serie de dificultades. Algunas de ellas son propias de cómo se estructura la formación en las ciencias médicas, otras pueden relacionarse con complejidad de las relaciones que participan en el desarrollo de los ciclos vitales. Y una tercera dificultad puede plantearse en relación con las limitaciones del modelo “exposición-enfermedad”, el cual rige a la “ciencia normal” .

Es así como la casuística y los modelos de análisis de determinación y condicionamiento de los Procesos de Salud-Enfermedad-Atención, se transforman en herramientas centrales, por ejemplo, para el discernimiento de las relaciones entre exposiciones a los productos de la agroindustria y los problemas de enfermedad y causas de muertes en los sujetos que transcurren sus ciclos vitales en las regiones de producción agroindustrial de OGM.

“La ciencia, está tardando de entre 40 a 60 años para demostrar lo tóxico de los pesticidas y siempre llega a demostrarlo cuando hay otros productos que pueden sustituir las ganancias del producto a prohibir.  Es el caso del DDT, del Lindano, del DBCP, del endosulfan, del mismo glifosato. Todos estos productos hoy prohibidos o severamente cuestionados fueron anunciados desde su nacimiento como productos sin efectos negativos para el ser humano, pero se tardaron décadas en demostrar su agresividad”

Pero la ciencia no es, ni más ni menos, que una herramienta más construida por seres humanos para intentar dar una explicación del mundo, desde un paradigma determinado.

Es en este contexto en el que urge capacitar a los trabajadores de la salud, a las comunidades afectadas, a los decisores, en el entendimiento de un nuevo paradigma, ya que uno “de los problemas de los registro epidemiológicos es que se realizan exclusivamente sobre la base de los pacientes que llegan a los servicios de salud” .

Desde la Salud Colectiva Latinoamericana, la propuesta es recuperar las voces de las comunidades, para con ellas identificar sus necesidades y problemas, y de esta manera avanzar en la lucha contra las inequidades, proponiéndose como herramienta de los colectivos populares. “La población conoce las causas de muerte y enfermedad, muchas veces, con mayor exactitud de la que suponen los expertos, ya que la población reconoce –comúnmente– los diferentes sistemas médicos y con ellos tanto las patologías biomédicas como las populares” .

“El problema es que la avidez económica y los mecanismos acelerados de acumulación/exclusión, han empujado a los países subalternos de América Latina al borde del abismo, conformando un sistema económico estructuralmente malsano, con una matriz energética inviable; por lo tanto, un sistema económico-social incompatible con la reproducción social humana e incapaz de convertirse en espacio que sustente el desarrollo de la vida. En otras palabras, a la vuelta del milenio, la lógica y el lenguaje de la codicia están silenciando las lógicas y los lenguajes de la vida, provocando no solamente el declive humano, sino afectando la otrora inconmensurable capacidad de la madre naturaleza para cobijar la vida. De ahí que se impone la responsabilidad de analizar cómo podemos evitar que la ciencia termine sirviendo al juego de la hegemonía, es decir, denunciando sin revelar, informando sin movilizar y enfocando factores aislados de la problemática, sin mostrar su relación con los procesos estructurales que los generan.”

Es de la mano de ésta Epidemiología que podemos identificar “la historicidad de lo biológico. Un condicionamiento histórico de los fenómenos físico-químicos y biológicos de la naturaleza urbana artificializada, cuanto de los procesos fisiológicos del fenotipo y del genotipo de los habitantes de la ciudad. Estos y aquellos tienen una historicidad, y se mueven en relación con los procesos sociales. En otras palabras, en el desarrollo de la salud de los ciudadanos y de los ecosistemas con los que viven, no hay espacios determinados por procesos puramente biológicos o naturales” .

La importancia de las alianzas entre los espacios universitarios, los gremios, las organizaciones sociales y comunitarias, es vital en los procesos de construcción de una sociedad saludable, que supere el modelo extractivista a partir de la construcción de una ciencia al servicio de los pueblos.

Asimismo, comprender las dificultades de las comunidades y los trabajadores para acceder a espacios de capacitación, en función de sus actividades laborales, tanto como la necesidad de contar con ámbitos formativos de calidad con reconocimientos oficiales para el personal de Salud, es un gran desafío que las Universidades deben asumir.

Por ello desde la Universidad Andina Simón Bolivar (Posdoctorado en Salud Colectiva), el CILAB-Salud, el InSSA, IDEP Salud ATE Argentina, la red de Ambiente de ALAMES y la UCCSNAL proponemos este Seminario Internacional “Epidemiología Crítica y Salud Colectiva en Contextos de Extractivismos”.

Las instituciones convocantes tienen una trayectoria consolidada en los niveles de producción de conocimiento, enseñanza y publicación en el campo de la salud colectiva y la ecología política. A través de sus programas de investigación, docencia y vinculación con la colectividad, han ejercido un liderazgo continental en el desarrollo de nuevas teorías y recursos prácticos en la salud colectiva, salud comunitaria, ecología política y epidemiología crítica.

Así también, en el marco del principio de interculturalidad en la construcción científica y la necesidad de activar el conocimiento social en el proceso académico -vinculado con la sociedad que lo inspira-,  han apostado por la permanente construcción de saber basado en la comunidad, con profundo respeto a los distintos conocimientos en salud, así como en la necesidad de comprender las relaciones de metabolismo entre la sociedad y la naturaleza.

En este contexto, el seminario surge como una propuesta para promover la investigación, acompañamiento, gestión y reparación integral en pueblos y comunidades afectadas por conflictos socioecológicos, desde una perspectiva de salud colectiva.  Además pretende promover el análisis crítico, en espacios académicamente rigurosos, para superar el pensamiento lineal y reduccionista que aborda la salud y el ambiente desde una visión fraccionadora, reproduciendo una concepción que aplana la realidad al mundo de los fenómenos empíricos y asume exclusivamente lo  cuantitativo y las técnicas matemáticas formales como criterio de rigor y veracidad.

Metodológicamente pretende proponer estrategias para operacionalizar las categorías de la  determinación social de la salud, en sistemas de diagnóstico comunitario, monitoreo comunitario participativo, gestión  crítica y reparación integral. Se propone así, una articulación interdisciplinaria que permite comprender la complejidad de los procesos de la salud y sus relaciones, triangulando, en el marco de una ciencia transformadora y crítica,  las fortalezas del análisis cuantitativo, con el análisis cualitativo y geoespacial.

Un Seminario organizado en fases que coinciden con cursos independientes, que se articulan para poder certificar una evaluación final en función de la acción en territorio, y que contempla una carga horaria accesible y con reconocimiento académico.

Objetivos:

  • Contribuir a la formación de equipos de salud con solidez científica en el campo de la Epidemiología Crítica en contextos de extractivismos
  • Analizar problemas y procesos en la construcción de una ciencia crítica en salud
  • Problematizar acerca de las relaciones entre el Estado, la gestión, la política y los modelos de salud en América Latina
  • Analizar desde, el paradigma de realismo crítico, las bases teóricas, metodológicas e instrumentales de la determinación social de la salud
  • Comprender la importancia de transitar desde la vigilancia epidemiológica a procesos de diagnóstico y monitoreo crítico participativos en salud y ambiente
  • Desarrollar propuestas metodológicas que triangulen aproximaciones cualitativas, cuantitativas y espaciales para dar respuesta, desde una aproximación territorializada y compleja, a los principales problemas de salud en la región en contextos de extractivismos
  • Analizar y compartir experiencias y casos emblemáticos, como base para la preparación de propuestas de diagnóstico y monitoreo en territorios y problemáticas cercanas a los participantes y sus organizaciones sociales
  • Conocer, comprender y replicar propuestas y experiencias de reparación integral con comunidades afectadas por conflictos socioambientales

Dirigido a:

  • Equipo del Instituto de Salud Socio Ambiental
  • Médicos de pueblos fumigados de los campamentos sanitarios
  • Dirigentes Gremiales y Trabajadores en Salud
  • Referentes sociales del campo salud
  • Equipos de salud de las localidades en las que se han montado los campamentos sanitarios y/o de localidades afectadas por el extractivismo

Carga Horaria por Fase: 24horas cátedra (total de los tres Mini Cursos 72hs cátedra)

Quien participe de los tres minicursos y realice la Fase Práctica acreditará el Seminario Internacional completo con Evaluación Final.

Inscripciones:

Pueden hacerse al Seminario completo o a Cada Mini Curso.

Lugar del Cursado: Sede ATE Rosario – San Lorenzo 1879, Rosario-

Organizan: Universidad Andina Simón Bolívar (Posdoctorado en Salud Colectiva), CILAB-Salud, InSSA-FCM Universidad Nacional de Rosario, Instituto de Políticas Públicas en Salud IDEP Salud

Top